Bienvenido a nuestro Restaurante LA FUSTARIEGA

Establecimiento familiar. cuyo local se distribuye en tres salones decorados de forma diferente, aunque todos de marcado carácter rústico.
La sidrería, con doce metros de barra y 23 mesas, es el ambiente popular. Típicos elementos decorativos de aldea, ladrillos cara vista, piedra natural, mesas de madera, manteles y servilletas de papel ajustan una típica visión. A la entrada, como si de un golpe de mar se tratara, dos cetáreas resumen de forma visual las sugerencias cotidianas de mariscos, una de nuestras especialidades. Anexo, el TRASGU, salón-comedor con nueve mesas y mayor intimidad. Por último, LA LLOSA ( 6 MESAS ) es el más moderno, independiente y normalmente utilizado para la carta.

HISTORIA Y COCINA

El origen del negocio se remonta al 7 de mayo de 1998. Sin tradición profesional previa, una vieja cuadra, un terreno y una inclinación hostelera conforman los cimientos en los que se fundamenta el arranque y posterior desarrollo del proyecto.
Comienzan con tapeo y parrilla, pero la inclinación del público por la cocina clásica, termino por definir la oferta. Después desarrollaron una selección de mercado y de producto, cada día más completa.

La cocina es tradicional asturiana, manifestada en dos sugerencias principales; pescados y mariscos del Cantábrico, preparados en guisos, plancha y al horno. Un carácter popular que va desde típicos platos de cuchara ( fabes, repollo con almejas..) hasta diferentes preparaciones con carne “roxa” Asturiana.

Puntos de cocción, presentación y sabores reflejan el apego a una cocina de siempre. Repollo con almejas, Almejas finas y muy frescas cuyos embriagantes perfumes marinos impregnan la tersa y tierna verdura. Un espacio caldo, ligeramente picante, unifica los sabores.

Caldereta de pescado y marisco. Cocción e intercambio de excepcionales piezas marinas “según rula”, en este caso; “xargo”, lubina, golondro, andariques, almejas, bugre y gambas. Géneros de primera calidad, puntos de cocción clásicos y calco ligeramente picante recoge esencias.

Bacalao, patatas panaderas, almejas finas y pimientos morrones, lomos brillantes, laminados, crujientes y jugosos. Los callos, picados en trozos, salsa gelatinosa, limpia, sabrosa y algo picante. MUY RICOS !

De postres. Destaca la exquisita Tarta de Queso; fondo de galleta, caramelo exterior, jugosa, fina y cremosa. Limpio paladar y contrastes amargos, dulces y lácticos. Nada empalagosa.